Páginas

24 de mayo de 2006

Malos tratos infantiles


Malos tratos infantiles


Todos los hijos de mujeres maltratadas son víctimas y reproducen violencia. Todas las mujeres maltratadas creen que sus hijos son también víctima de la violencia y los expertos advierten de que esos menores "tienden a reproducir los modelos violentos, en el caso de los niños, o a asumir el papel de víctima, si son niñas".Así se afirma en un informe de la asociación Save the Children, que asegura que los hijos de maltratadas padecen problemas de socialización, de integración escolar, síntomas depresivos, insomnio, pesadillas, problemas de control de esfínteres y alteraciones de su desarrollo afectivo.

El estudio se ha hecho mediante entrevistas a mujeres maltratadas, psicólogos, responsables de Casas de Acogida y de asociaciones de ayuda a mujeres, quienes han constatado los efectos de la violencia doméstica sobre los menores aunque no han cuantificado el total de niños afectados.

En rueda de prensa, los autores relataron que de las 59.758 denuncias por violencia doméstica interpuestas en 2005 en España, 13.691 lo hicieron en Andalucía, aunque estos datos 'son sólo la punta del iceberg", según la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, quien afirmó que las estadísticas indican que estas denuncias 'son sólo el 7 por ciento de lo que hay".

Navarro manifestó que "es tan dañino para el menor la violencia que presencia como la que sufre directamente" e incluso aseguró que su experiencia muestra que "muchas mujeres no ponen la denuncia hasta que sus hijos empiezan a ver víctimas de violencia física".

La consejera dijo que los equipos psico-sociales y los juzgados "deberían tener más en cuenta los derechos de los menores y no primar excesivamente el hecho biológico" pues "tiene más derecho el menor a su tranquilidad que su padre a verlo".

Según los datos facilitados por la consejera, de las 2.512 personas atendidas en Casas de Acogida de Andalucía durante 2005, 1.375 fueron menores, aunque tanto ella como el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, abogaron por que "sea el agresor quien ingrese en un centro y la víctima quien se quede en su casa".

La primera conclusión de Save the Children es que "casi todos los hijos son víctimas de la situación de violencia vivida" pues en la mayoría de los casos han tenido que trasladarse a vivir a otra ciudad u otro barrio, con el consiguiente alejamiento de amigos y familiares.

Además, la asociación denuncia que faltan programas e infraestructuras de atención a los niños, así como "protocolos de atención especializada".

En ese sentido, el Defensor del Pueblo expresó su preocupación por la situación de las comisarías y cuarteles de la Guardia Civil adonde deben acudir los niños, lugares que definió como obsoletos, lúgubres y donde existen comportamientos que marcan aún más a la persona que ya es víctima".

Los menores, según Save the Children, son tanto "víctimas directas, al sufrir el maltrato físico o psicológico" como indirectas, pues "presencian, conocen o sufren las consecuencias del maltrato ejercicio sobre su madre".

Los expertos alertan contra el riesgo de que los menores "repitan los patrones de violencia vividos" y así el niño "tiende a denigrar o agredir a su madre" y la niña "tiende a asumir el papel de víctima".

Los autores del estudio citaron el caso de un niño de dos años que llamaba a su madre "puta" porque creía que ese era su nombre, dado que era el que más oía a su padre.

Ref. EFE violencia domestica 16-03-2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...